Historia del Centro

HISTORIA DEL CENTRO CASTILLA DE ROSARIO:

Un 24 de agosto de 1920 se crea, en la ciudad de Rosario, una sociedad recreativa e instructiva “para engrandecimiento de España”. esta institución tendría

la particularidad de recoger en su seno a los inmigrantes castellanos afincados en la zona del gran Rosario.

Su misión primera era la unión en torno a esa cultura, a esas costumbres

y tradiciones que los habían acompañado en su aventura mas allá de los mares.

LOS SOCIOS FUNDADORES FUERON:

Sr. Don Frumencio Franco

Sr. Don Eustaquio Cimas

Sr. Don Quintiliano de la Encina

Sr. Don Aureliano Mateo

Sr. Don Damián Alvarez

Sr. Don Fernando Rubio

Sr. Don Victor Alvarez

Sr. Don Gaspar Alejandro

Sr. Don J. Cermenio

Sr. Don Pedro Quijigal

Sr. Don P. Caballero

Sr. Don Juan Garcia.

Sr. Don M. Travieso

Sr. Don Francisco Ballesteros

Sr. Don Hilario Gomez

Sr. Don Rafael Puente

Sr. Don Tomas Ramos

Sr. Don Eduardo Vega

Nuestro presidente honorario y uno de los impulsores de esta institución fue

el palentino Dr. J. Daniel Infante.

A instancias del Sr. Don Tomas Ramos se decide nombrar a este ente como “CENTRO CASTILLA”.

El sueño de hermandad iniciado aquella vez se ha mantenido a través del devenir histórico. Numerosos sucesos han enriquecido nuestra vida institucional. Uno de los hechos mas significativos fue disponer de un predio, acto fundamental para la vida social, ya que hasta el día 3 de febrero de 1936, nuestra casa tenía un existir nómade.

El lugar conseguido fue una zona de 9.764 metros cuadrados, adquirido al Sr. Don Jose Aragone, (lugar fue obtenido gracias al aporte valioso de algunos socios), sobre las barrancas del río paraná en la zona norte de la ciudad de Rosario.

Se le llamo “Soto La Moncloa”, el porqué de este nombre parece remontarse a una visita del cónsul de España Don Dieguez Redondo que comentó que el predio se parecía al mismo en España.

Este bellísimo lugar fue inaugurado el día 15 de noviembre de 1936 con una “PAELLA A LA CASTELLANA”. Es testigo y protagonista de actos culturales, reuniones, aniversarios, eventos deportivos y particularmente de los festejos por el “ENTIERRO DE LA SARDINA” celebración antiquísima que se sigue recreando en esta ciudad gracias a todos los simpatizantes de nuestro centro que esperan con contagiosa alegría e inocente mirada los fuegos artificiales que cierran el evento. Y al que en marzo de 2006 se le dio la categoría de “FIESTA DE INTERÉS MUNICIPAL” otorgado por el Honorable Consejo Deliberante de Rosario a través del decreto Nº 272779.

Funciona allí también el centro de día para la tercera edad “JUSTINO DIAZ”, inaugurado en junio de 1999 como resultado de un Convenio de Cooperación Internacional entre el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales de España, la Secretaria de Promoción Social de la Municipalidad de Rosario y el Centro Castilla de Rosario.

Con una novísima estructura, terraza mirador sobre las barrancas del majestuoso río Paraná y sus islas, el Centro Castilla disfruta de la imponencia de la construcción y la naturaleza, es una invitación a nuestra ciudad y a nuestra riqueza cultural.

Tradicionalmente existe desde siempre el conjunto de danzas “LOS HERREROS” y el conjunto de música “SAN LÁZARO” quienes investigan y enseñan lo más puro de nuestro folklore castellano leonés; sobre la costa, la playa y nuestro “PUERTO DE PALOS”, guardería naútica y escuela de canotaje.

En nuestra Secretaría, ubicada en el Club Español de Rosario, monumento histórico nacional, encontramos la biblioteca “ANTONIO DIEZ” formada con numerosos volúmenes de interés para las ciencias sociales. Allí funciona también nuestra sala de informática.

Dentro de las personalidades que se han destacado en esta vida de sociedad encontramos a nuestro primer presidente honorario, Dr. Daniel J. Infante, intendente de la ciudad de Rosario en el período 1912-1913, perteneciente al partido socialista, creador de los primeros estatutos de la asociación e impulsor del centro republicano español.

Otra figura es la familia formada por los hermanos Riol, originarios de la provincia de Zamora, quienes lograron una importante permanencia en la ciudad de Rosario y cuyos descendientes son un claro ejemplo de la intelectualidad y el trabajo, y de ellos el Dr. Don Aquilino Riol, memoria viva de la perseverancia y el esfuerzo. Son numerosos los castellanos leoneses que se destacaron y se destacan en la región. Muchos de ellos participando activamente en la vida política de su tiempo, en la salud, en el comercio, y todos tienen en común el mismo rasgo: la honestidad y las mismas características: preservar el recuerdo del terruño abandonado y lograr crecer en la nueva tierra.